SOMOS EMPRESA – PEQUEÑA, MEDIANA O GRANDE

Mantener el rumbo de una empresa implica adaptarse a los cambios de todo tipo que se dan en los compradores y/o consumidores, conocer en todo momento cuáles son sus necesidades y buscar el posicionamiento óptimo para nuestra empresa, en un entorno muy competitivo.

Si quieres optimizar la estrategia de tu empresa o de algún producto/servicio específico, has de contar con la opinión de los clientes de tu categoría ya que es su propia opinión la que mejor te va a guiar.

Porque los clientes son la parte más importante de tu negocio.

¿Cuál es mi objetivo?

Estudios de satisfacción

Analizamos la satisfacción de los usuarios de un servicio, o de los consumidores de un producto, para poder optimizarlo.

Para ello medimos variables como la valoración global de un servicio o producto, los aspectos que más y menos gustan (en espontáneo), la valoración de una serie de características en sugerido o las características que más inciden sobre la valoración global.

Ampliar información

Perfil del consumidor / usuario

Recopilamos la información necesaria para saber a quién y cómo dirigirse, determinando el perfil sociodemográfico de grupos específicos de la población (consumidores o usuarios de una categoría de producto o de un servicio,…).

Recogemos datos como el género, la edad, la zona donde viven, el tipo de hogar o la clase social, además de los medios de comunicación que ven / escuchan / leen.

Estudios actitudinales (segmentación)

Definimos grupos poblacionales en función de sus actitudes  o comportamiento hacia algún tema concreto. Esto facilita determinar cuál es el perfil de población más afín a una determinada propuesta (producto, servicio, iniciativa cultural, campaña de prevención,…) y cómo comunicarse mejor con ellos.

Así, este tipo de estudio nos permite determinar segmentos de población que se comportan o tienen actitudes similares, cuantificando el peso que tiene cada uno de ellos en la población, su perfil sociodemográfico, sus actitudes diferenciales y sus necesidades específicas.

Estudios de necesidades

Esta extensión de los estudios de satisfacción nos permite conocer no sólo los aspectos con los que más satisfechos están los usuarios/consumidores, sino también las necesidades que éstos tienen.

Analizamos qué características son más importantes para los usuarios, así como el grado de valoración de su marca/servicio habitual respecto a estas características. De esta manera llegamos a establecer qué aspectos, siendo importantes para el usuario, no están siendo cubiertos de manera satisfactoria, suponiendo oportunidades de crecimiento.

Análisis de eficacia comunicacional

Llevamos a cabo este tipo de estudios cuando queremos valorar los efectos de una campaña sobre las actitudes, comportamientos o la imagen que tiene un grupo de la población sobre una temática determinada.

El objetivo es determinar la eficacia que ha tenido la campaña en términos de impacto (cuánta gente del público objetivo la recuerda); de recuerdo, comprensión e identificación con el mensaje que se quería transmitir; de su valoración (aspectos que han gustado más y menos) y de hasta qué punto ha conseguido persuadir.

En ocasiones es muy oportuno analizar la situación previa a la campaña y compararla con la situación posterior a la misma, para poder establecer las diferencias.

Tests de ideas / conceptos

Determinamos la valoración de nuevas ideas de producto o de servicio, es decir, antes de su puesta en marcha. Se puede trabajar con diferentes niveles de finalización de la idea: desde ideas aún poco definidas (se utiliza generalmente para escoger entre diferentes ideas) hasta ideas ya preparadas para ser lanzadas al mercado.

Valoramos la aceptación de la idea por parte del público objetivo y las vías para optimizarla. Se valoran aspectos como hasta qué punto gusta la idea, los aspectos que más y menos gustan, la diferenciación respecto a otras ideas o productos que puedan existir, la importancia de que exista, la novedad que supone o la intención de uso o de compra.

Test de producto (organoléptico)

Determinamos la valoración organoléptica de uno o varios productos por parte del cliente potencial.

Se valoran aspectos como hasta qué punto gusta el producto, las características que más y menos gustan (en espontáneo), la valoración organoléptica de las características que definen el producto o la intención de consumo o compra. Damos respuesta no sólo a si el producto gusta o no, sino también a qué características del producto cabe modificar para mejorar su valoración.

Estudios de base

En este tipo de estudio recogemos información básica sobre una determinada categoría de producto o servicio. Esto es especialmente útil y necesario cuando se empieza a trabajar en una nueva categoría/servicio o cuando se plantea un cambio de estrategia.

Analizamos la situación global de una determinada categoría o servicio, determinando características como la penetración de dicha categoría/servicio, el perfil de las personas que lo compran/utilizan, las necesidades del consumidor y los huecos que puede haber en el mercado, qué, cómo, cuándo, dónde y por qué compran/utilizan, marcas que se conocen o la imagen y posicionamiento de las marcas más relevantes.

Brand funnel

Analizamos la fortaleza de una marca, empresa o institución en base a su posición en la mente y en los hábitos del consumidor.

La valoración se lleva a cabo comparando con otras marcas o empresas afines y generalmente se analizan las siguientes etapas: conocimiento (espontáneo y sugerido), compra o uso alguna vez, compra o uso en el último año, compra o uso en los últimos tres meses, marca o servicio habitual, marca o servicio preferido.

De esta manera obtenemos, por ejemplo, el porcentaje de personas que conocen una marca pero no la han llegado a comprar nunca, pudiendo analizar si esta pérdida es similar a la de la competencia y formulando hipótesis explicativas.


¿Tu empresa ofrece venta directa al público?

“Lo más importante en este mundo no es saber dónde estás, sino hacia dónde vas”.

– Johan Wolfang Van Goethe

incognosPYMES – Grandes Empresas