SOY EMPRENDEDOR

Iniciar un nuevo negocio o llevarlo a cabo solo, suele generar dudas e incluso un cierto vértigo. Saber cómo valoran nuestra idea de negocio los clientes potenciales permite mejorar nuestra oferta de productos/servicios, adaptándolos a sus necesidades a la vez que con un posicionamiento diferencial respecto a la competencia.

Si quieres disminuir los riesgos de tu negocio y a la vez maximizar sus oportunidades, diseñamos un estudio a la medida de tus necesidades.

Porque los clientes son la parte más importante de tu negocio

El Emprendedor Autónomo

El Emprendedor

¿Por dónde empiezo?

Análisis de viabilidad de un negocio emprendedor

Analizamos la viabilidad de negocios emprendedores y negocios que se planteen cambios. Nos basamos en:

  • Fuentes estadísticas
  • Metodologías de observación
  • Entrevistas cuantitativas.

Obtenemos información acerca de:

  • Perfil del consumidor potencial
  • Penetración de consumidores sobre la población de la zona de influencia
  • Análisis del tráfico
  • La valoración de la idea de negocio planteada a estudio entre los clientes potenciales

Perfil del consumidor / usuario

Recopilamos la información necesaria para saber a quién y cómo dirigirse, determinando el perfil sociodemográfico de grupos específicos de la población (consumidores o usuarios de una categoría de producto o de un servicio,…).

Recogemos datos como el género, la edad, la zona donde viven, el tipo de hogar o la clase social, además de los medios de comunicación que ven / escuchan / leen.

Estudios de necesidades

Esta extensión de los estudios de satisfacción nos permite conocer no sólo los aspectos con los que más satisfechos están los usuarios/consumidores, sino también las necesidades que éstos tienen.

Analizamos qué características son más importantes para los usuarios, así como el grado de valoración de su marca/servicio habitual respecto a estas características. De esta manera llegamos a establecer qué aspectos, siendo importantes para el usuario, no están siendo cubiertos de manera satisfactoria, suponiendo oportunidades de crecimiento.

Tests de ideas / conceptos

Determinamos la valoración de nuevas ideas de producto o de servicio, es decir, antes de su puesta en marcha. Se puede trabajar con diferentes niveles de finalización de la idea: desde ideas aún poco definidas (se utiliza generalmente para escoger entre diferentes ideas) hasta ideas ya preparadas para ser lanzadas al mercado.

Valoramos la aceptación de la idea por parte del público objetivo y las vías para optimizarla. Se valoran aspectos como hasta qué punto gusta la idea, los aspectos que más y menos gustan, la diferenciación respecto a otras ideas o productos que puedan existir, la importancia de que exista, la novedad que supone o la intención de uso o de compra.

Estudios de base

En este tipo de estudio recogemos información básica sobre una determinada categoría de producto o servicio. Esto es especialmente útil y necesario cuando se empieza a trabajar en una nueva categoría/servicio o cuando se plantea un cambio de estrategia.

Analizamos la situación global de una determinada categoría o servicio, determinando características como la penetración de dicha categoría/servicio, el perfil de las personas que lo compran/utilizan, las necesidades del consumidor y los huecos que puede haber en el mercado, qué, cómo, cuándo, dónde y por qué compran/utilizan, marcas que se conocen o la imagen y posicionamiento de las marcas más relevantes.

Más información

La sabiduría consiste no sólo en ver lo que tienes ante ti, sino en prever lo que va a venir.

– Terencio

incognos21 Emprendedores