La importancia de nuestro negocio en época de crisis

Estos días es difícil abstraerse de la situación que estamos viviendo, tanto la población en general como los negocios. El estado de alarma derivado de la crisis del coronavirus no permite muchas maniobras, y desgraciadamente si nuestro negocio se ha visto forzado a cerrar poca cosa podemos hacer. Pero en cualquier caso este momento nos permite aprovechar para reflexionar sobre el rol que nuestro negocio tiene en la sociedad y para mejorar su posicionamiento.

Es un buen momento para replantear nuestra visión estratégica, volver a las raíces y pensar en qué necesidad/es cubrimos con nuestro negocio, en cuál es la importancia que tiene para la sociedad y cuál es nuestra aportación. Y en esto tenemos que hacer una distinción:

– Qué aporta nuestro tipo de negocio: podemos hacer un paralelismo con la pirámide de Maslow; puede ser que nuestro negocio esté cubriendo una necesidad básica, de aquellas a proteger en caso de emergencia, como la venta de medicamentos o de alimentos. Puede ser que cubra una necesidad de seguridad, como la banca, los seguros o, por qué no decirlo, la investigación de mercados. Puede ser que esté en el ámbito de las relaciones interpersonales, como los bares/restaurantes o en el del reconocimiento y la realización, como determinadas redes sociales. En todo caso, pensemos que no todos consideramos del mismo modo una determinada necesidad. Por ejemplo: ¿cómo considerarías el acceso a internet? A efectos prácticos, para más de uno es ahora mismo una necesidad básica.

– Qué aporta nuestro negocio en concreto: aquí es importante que nos planteemos si lo que nosotros aportamos es diferente a lo que aportan otros negocios como el nuestro. ¿En qué nos diferenciamos de la competencia? ¿Es esta diferencia realmente relevante para el consumidor? Entender cuál es nuestra aportación es crucial: cuanto más importante sea para el cliente aquello que ofrecemos, más difícil le resultará romper el vínculo.

En momentos de crisis no todos los tipos de negocios se ven afectados por igual, y de esto tenemos todos buena experiencia. La decoración del hogar, el ocio, la estética personal,… pasan a un segundo plano, consideradas como aspectos más secundarios, y es donde primeramente recortamos nuestros gastos.

Quizás nuestro negocio no pertenece a un sector de estos que cubren necesidades básicas, pero en cualquiera de los casos, merece la pena plantearse: ¿hasta qué punto es importante nuestro negocio para los clientes? ¿Lo echarían mucho a faltar si no existiera? Conocer cuáles son los aspectos realmente relevantes para los clientes y posicionar nuestro negocio en ellos nos hará no sólo competir mejor con otros negocios como el nuestro, sino también hacernos más imprescindibles como categoría y más resilientes, volviendo con mayor facilidad a la normalidad después de un periodo de crisis.

 
DanielLa importancia de nuestro negocio en época de crisis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *