Cómo puedo saber si mi negocio es viable

Cualquier momento es bueno para reflexionar sobre la estrategia de nuestra empresa. Tanto si es de nueva creación como si ya llevamos tiempo haciéndonos un lugar en el mercado, es importante dedicar un tiempo a verificar si el rumbo que tenemos fijado para nuestra empresa es el óptimo y si es viable. Las ventas del día a día nos dan una visión muy a corto plazo de si el negocio está funcionando o no, pero hace falta una mirada larga para saber si tenemos que hacer cambios en nuestra manera de enfocarlo.

Partimos de la base de que los clientes son la parte más importante de un negocio. Podemos tener una buena estrategia de negociación con los proveedores, laboral, contable, fiscal … pero nuestro negocio sólo podrá subsistir y crecer si logra conectar con los clientes. Y para conectar con los clientes es necesario que los conozcamos, que sepamos de ellos aspectos tan importantes como qué necesidades tienen, o cómo dirigirse a ellos.

Así, la primera reflexión que recomendamos hacer es: ¿conocemos bien nuestros clientes actuales y potenciales?

Para contestar a esta pregunta, dejo algunas claves:

– ¿Conozco el dimensionamiento de mis clientes? Cuántos clientes (potenciales) hay en nuestra área de influencia? Por ejemplo, tenemos o queremos abrir un centro de yoga … ¿Sabemos cuánta gente puede estar interesada en este tipo de servicios? ¿Y cómo son? ¿Cuántos hombres / mujeres, de qué edad, qué medios de comunicación utilizan …?

– ¿Conozco sus hábitos de compra y consumo? ¿Con qué frecuencia compran y / o consumen? ¿Cuál es su gasto mensual promedio en los servicios que nosotros ofrecemos? ¿Dónde compran habitualmente y por qué?

– ¿Conozco qué necesidades tienen y si están cubiertas por los negocios que actualmente están al alcance de mis clientes potenciales?

– ¿Conozco cómo valoran nuestro negocio (o nuestra idea de negocio si todavía no hemos abierto)? ¿Qué es lo que más y lo que menos gusta? ¿En qué destacamos respecto de la competencia? ¿hasta qué punto estarían dispuestos a comprar en nuestro negocio? …

Partir de estas reflexiones es importante para conseguir adaptarse a lo que los clientes nos van pidiendo y minimizar así los riesgos inherentes a cualquier negocio, y haciendo así de nuestro proyecto una empresa viable. No dejemos la estrategia para más adelante, es un ejercicio que debemos practicar de manera continuada y si nos quedamos atrás costará mucho más recuperarse.

 
DanielCómo puedo saber si mi negocio es viable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *