BIG DATA: ¿En qué datos nos tenemos que fijar?

Los datos se han convertido en el centro de decisión de las empresas. Y no puede ser de otro modo: en un entorno más incierto que nunca, disponer de información relevante sobre la evolución del mercado y de la propia empresa ha pasado de ser importante a imprescindible. Pero son muchos los datos que se generan: ¿en cuáles nos tenemos que fijar?

En primer lugar tenemos que adoptar una perspectiva “desde fuera”, es decir, sin tener en cuenta la información de la que disponemos actualmente: ¿qué datos nos sirven para entender la situación de nuestra empresa o de nuestra marca? En pasos posteriores ya veremos si podemos rellenar esta información y cómo, pero es muy importante hacer primero esta reflexión. Así podremos redactar un listado de KPI’s (Key Performance Indexes), que son los datos clave que tenemos que ir recogiendo y de los que tendremos que ir analizando su evolución.

Los datos que son importantes para una empresa pueden ser de muchos tipos, pero los simplificaremos en 4 grandes bloques:

– Contables: cuál es la evolución de aspectos como la tesorería nos permitirá hacer una previsión de entradas y salidas de capital, y conocer antes de que sea demasiado tarde si tendremos una disminución importante del capital debida a pago de impuestos, a proveedores,…

– Ventas: también es importante tener en cuenta la previsión de ventas, que en algunos casos dependerá mucho de la estacionalidad de nuestro negocio. Disponer de un plan comercial y de ventas nos permitirá estimar también las ventas que haremos en un futuro, detectar desviaciones sobre las estimaciones y plantearnos los motivos.

– Comunicación: monitorizar las campañas y cruzarlas con otros datos como los resultados de ventas o la notoriedad e imagen de marca es la mejor manera para determinar el ROI y poder optimizar nuestra comunicación.

– Clientes: la evolución tanto en la cantidad de clientes como en su descripción (perfil sociodemográfico, volumen de compra, hábitos de compra, …), así como variables de opinión como las necesidades o la satisfacción con nuestros productos/servicios son muy importantes si queremos tener una estrategia centrada en el cliente y adecuarnos a sus demandas.

   Programas tipo CRM nos ayudan a disponer de algunos de estos datos; otros probablemente requerirán de algún tipo de estudio de mercado, que nos permita recoger y analizar las propias opiniones de los clientes actuales o potenciales.

Cada empresa es diferente y saber escoger en qué datos fijarnos requiere de una buena reflexión. Estamos en un momento de globalización de los datos, y esto es bueno porque estamos entendiendo que para definir e ir modificando el rumbo de nuestras empresas hacen falta herramientas de medición. Eso sí, corremos el riesgo de dejarnos perder en la inmensidad de la información. Escojamos con criterio, dediquemos tiempo para analizar y no dejemos que las ramas nos impidan ver el bosque.

Si quieres te podemos ayudar en el proceso de selección, monitorización y análisis de datos 👉🏼 Más información

 
DanielBIG DATA: ¿En qué datos nos tenemos que fijar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *